jueves, 13 de mayo de 2010

LAS HERMASNAS GRACIELA Y NOEMÍ POLO. LAS INOLVIDABLES y ETERNAS "LIMEÑITAS".

"Las Limeñitas".
Verdaderamente hermanas en todo. De sangre y en el arte. Al margen de verlas actuar en muchos auditorios radiales, tuvimos un primer contacto en un homenaje al Señor de los Milagros desde la Prefectura de Lima. Allí estaban Graciela y Noemí, ese Octubre de 1954 y acompañadas de Francisco Reyes Pinglo y Amparo Baluarte. Antes, durante la mañana, habíamos hecho una transmisión desde el "Felipe Pinglo" con la actuación de Oscar Avilés, quien improvisó y ofrendó un sólo de guitarra y acompañó a otros socios. Era un honor realizar ese acto de homenaje y se lo agradecemos a José Lázaro Tello Cordero, que en paz descanse, quien descubrió en nosotros una todavía incipiente capacidad para cumplir con ese acto religioso. Quedó para siempre en nuestro recuerdo.

Actuando triunfalmente en la televisión limeña.
La procesión llegaría a golpe de 3 de la tarde y si habíamos sentido el impacto emocionante de estar frente a la Sagrada Efigie en la transmisión anterior, reencontrarnos otra vez significó una gran experiencia. Cantó el Dúo de "Las Limeñitas", con ese encanto y devoción de católicas que, frente a la imagen sagrada, sintieron quebrarse sus voces. Hubo una plegaria de Amparo Baluarte y el piano, acompañando de fondo, se sintió majestuoso con el arte de Reyes Pinglo. El novato locutor tuvo ocasión de tratar a Graciela y Noemí y comprobar su humildad. Una sencillez y el cariño de hermanas, demostrado a raudales en múltiples oportunidades y encuentros. Es un hecho que no nos cansaremos de evocar.

Hermanas Graciela y Noemí Polo "Las Limeñitas".
Era frecuente verlas por el Paseo de la República, cuando dejábamos Radio Victoria. Encuentros repetidos por la Av. 28 de Julio donde ambas trabajaban y solían salir a la hora de almuerzo. Siempre juntas y Noemí con la dificultad de una alta miopía. Creo que las dos adolecieron de tal mal, pero siempre se mostraban afectuosas con nosotros y con todos. Realizaron múltiples grabaciones e hicieron muchos éxitos, en especial Noemí cuando conformó "Los Favoritos" con Alejandro Cortés. La segunda voz destacó de tal manera y con el "morochuco" se lucieron en "La Cabaña" de Sáenz y otros éxitos criollos.

Noemí nos reveló su guardado secreto amoroso.
Nunca hemos conocido a otras damas con la alegría y gracia de las hermanas Polo. En una entrevista que les hiciéramos en "Musiencuentros", nuestro programa en Radio Nacional del Perú allá por 1996, nos confesaron que para alegrarse no era necesario el aliciente del licor ni buscar tranquilidad en el tabaco. Fue muy emotiva Noemí al sincerarse sobre su vida amorosa. Tuvo su galán y la desgracia de que perdiera la vida en un accidente automovilístico. Fue allí que tomó la decisión de entregarse totalmente a su arte para siempre. Quedó encantada de haber develado su secreto y hasta nos pidió una copia de la grabación del programa.

Un buen recuerdo con Luis AbantoMorales.
Evocaban también en sus inicios que alternaban sus presentaciones cantando canciones mexicanas, muy en moda a través de las películas que se proyectaban en los cines. Las vimos actuar muchas veces como "Las Torcacitas" y Graciela nos decía que también las llamaban "Las Veracruzanas" y otros nombres que se les ocurría a los empresarios. También se presentaron en Radio Callao en sus inicios como "Las Hermanas Palacios", tomando el apellido materno de su padre y las acompañaban el pianista Oviedo con las guitarras de García y Barraza. Más tarde irían a radio Lima y se harían famosas como "Las Limeñitas".

Siempre alegres y sonrientes
Era impresionante el armonioso afiatamiento de Graciela con Noemí y las veces, tal como se aprecia en algunos temas grabados mucho tiempo después, se alternaban en la primera o segunda voz. Siempre escucho sus versiones de "Barrio Bajopontino" el vals de Luciano Huambachano o "Ventanita" de Eduardo Márquez Talledo; la polca "Carmen Rosa" de Dean y la marinera "Jardín de las Flores. Todo un lujo para evocar buenos tiempos. Esa marinera con resbalosa y de gran limeñismo al lado de Rafael Matallana "Festejemos esta casa" pero que se nos fue el autor. Una joya y competencia entre Monserrate y Barrios Altos. La recomiendo oírla, porque es una demostración musical de un fin de fiesta en jarana limeña y en el que se lucen los artistas nombrados. Tienen un alto sitial en el recuerdo de todo el Perú. El 3 de Febrero de 2012 se supo del fallecimiento de Graciela Polo y en casi todos los medios de difusión se sintió su partida. Ya están ambas al lado de Dios y con todos los artistas de nuestro cancionero que le han dado tanto prestigio a la canción criolla. Gracias.

2 comentarios: