lunes, 7 de junio de 2010

PEDRO ESPINEL: "EL REY DE LA POLCA". ¡COMPOSITOR Y CANTANTE!.

Fue el Rey de la Polca.
Siempre se le ha considerado extraordinario compositor, hecho que nadie discute. Conocimos a Don Pedro Espinel, desde nuestros inicios radiales. En los 60, en el canal 2 de José Eduardo Cavero, se daban cita en "Lo Mejor del Criollismo", connotados compositores y artistas. El homenajeado de turno era Espinel y entre el relato de su vida, intervenían invitados que indicaban aspectos poco difundidos de su largo peregrinar. Nos sorprendió Manuel Covarrubias, cuando insidió en su etapa de cantor y de los buenos.

En efecto, asintió esta aseveración y dijo que fue considerado "chansonier", un hombre espectáculo sobre el escenario que no sólo cantaba, sino también bailaba y alternaba con el público. Su repertorio era diverso y de los tiempos aquellos: el foxtrot y temas como "Garibaldi Pum", "Melenita de Oro", etc. Alicia Lizárraga, destacaba igualmente en este tipo de actuaciones. No era sólo pararse ante un micrófono y entonar el tema de moda. Había que actuar y ofrecer lo que hoy conocemos como "show" y allí se lució. La letra de "Rosa Elvira", el vals de Carlos Alberto Saco, la hizo luego de su muerte como un homenaje póstumo.

Hay pocas grabaciones de Pedro Espinel. Su versión cantada de "Sueños de Opio" de Pinglo y "Celos Míos" de su inspiración, reflejan su talento de cantor. Hay interpretación de la letra y una entonación especial que, lo digo sin apasionamiento, conmueven al que los oye. Sin duda alguna, la calidad de sus valses y especialmente las polcas, en el transcurrir del tiempo, superaron su faceta de cantor. Actuó musicalmente en "El Gallo de mi Galpón" y "Palomillas del Rimac", primeras películas nacionales que antecedieron a 1940.

Algunos títulos de sus alegres polcas: "La campesina", "Soñando", "Me atormenta la Inquietud","Ojazos Negros", "La Morochita", "Gracia y Donayre", "Ingratitud", "Sonrisas", "Dos Reliquias" y "Bom Bom Coronado" entre otras famosas, confirman su fama de "El Rey de la Polca". De algún modo, este estilo de composición, reflejaba su espíritu de artista alegre y magistral. Por algo fue "el chansonier" de la "Orquesta La Rosa", una de las más acreditadas y especialista en animar bailes tradicionales. Su cantor y animador fue Pedro Espinel.

"Murió el Maestro", composición dedicada a su compadre Felipe, sólo oída en reuniones de bohemia, tuvo ocasión de lucirse en la voz de "Alfredo Leturia", cuando este veterano cantor realizara unas grabaciones con el "Chavo" Velásquez. Allí están igualmente "El Expósito", todo un drama de la vida; "Alejandro Villanueva", un homenaje al más grande jugador de Alianza Lima; "Fin de Bohemio", una historia de la vida real. La letra y música de "Remembranzas" y "Celos Míos", son propias de un Himno al Amor. ¡Qué belleza!.

"PEDRO ESPINEL TORRES", nacido en 1908 en Los barrios Altos y con muchos años de vivencia en La Victoria, heredó voz y estilo de su padre Don Eduardo "El Cantor de la Voz Plateada". Nos regaló música e historia en cada composición. Soportó un mal que lo postró en silla de ruedas y hasta sus últimos momentos siguió luchando por reinvidicar el cancionero criollo. Fundó el club social "Felipe Pinglo" e intervino en los comienzos de la "APDAYC" como dirigente. Ha sido la reseña del "REY DE LA POLCA". Gracias.

1 comentario: