viernes, 23 de julio de 2010

DON ALFREDO LETURIA ALMENARA. "EL VICTORIANO DE LA CANCIÓN".

Alfredo Leturia
Retornaba a casa al mediodía luego de estar en Canal 4 y tengo un encuentro con Abelardo Vásquez, amigo y compañero con sus hermanos en muchas fiestas llamadas "Chivos". Nuestra ruta era la Av. Túpac Amaru en una "combi". Abelardo iba al Hospital de Collique, donde estaba internada su esposa, y aproveché en hablarle de Alfredo Leturia y su reciente grabación con Julio Velásquez. Me dijo: "No se por qué no grabó antes". Y concordamos en que se trataba de un señor cantor y del que teníamos recuerdos juveniles, porque alguna vez estuvo en nuestro hogar. Pasado tanto tiempo, José Antonio, su hijo, con quien compartimos muchas anécdotas en el Facebook, nos envía datos que indicaban que Alfredo Leturia, rechazó siempre el grabar discos. Sólo cantaba por amor a la música, quizá su mejor compañera en el trajín por los senderos del criollismo.

Con su hijo José Antonio.
Por la década del 40 del anterior siglo, nuestra casa era punto de reunión de muchos criollos de Surquillo. Mis tíos Antonio y Teodoro Meza Lindo eran conspicuos visitantes del Club Social "Ricardo Palma" y cada serenata o visita cumpleañera, venía acompañada de artistas como el maestro Juan Araujo, gran laudista y otras buenas guitarras. A quien no olvido es precisamente a Alfredo Leturia que, con esa voz y estilo propios, nos deleitó a todos con muchos valses y en especial la polka "Chalaquita" que se me quedó en la memoria por siempre. Casi 50 años después, graba por primera vez en el Aniversario del Club Felipe Pinglo".

Alfredo Leturia y Julio "El
Chavo" Velásquez,
Y fue una novedad. Con el "Chavo" Velásquez en la guitarra y en algún momento haciéndole segunda voz, dejaron una joya para los que amamos la canción criolla. Y lo entrevistamos en Radio América en "Este es mi Perú", que conducía "Willy" Roggero. Lo noté muy feliz y criollazo de verdad. Llegaría un aniversario del programa y lo celebramos en el local de la Hermandad de San Judas Tadeo y nos dimos el lujo de ver y oír a Alfredo Leturia como en sus mejores tiempos. Cantó también el popular Fernando "Mano Corta" Hurtado y otros que se ganaron el apluso de aquel auditorio engalanado por la presencia de Doña María Luisa Ojeda, madre de Manuel Acosta Ojeda. Estuvoi también "Pocho" Rospigliossi.

A. Velásquez, Alfredo Leturia y Guillermo Dacosta
"El Trío Puerto Rico".
Leyendo los datos de José Antonio, quien nos ha refrescado la memoria, evocamos al "Trío Puerto Rico", aquel conjunto que parecía cubano y que integraban Alfredo Leturia, Guillermo D'Acosta y Manuel Fajardo, este último reemplazado alguna vez por Antonio Velásquez y que conformara también el "Trío Habana". Aquí radica el secreto del "swing" de Alfredo y que aplicó al cantar criollo. Nosotros vimos actuar al Trío Puerto Rico"en la vieja Radio Central y era todo un espectáculo, algo así como la versión peruana del Trío Matamoros. ¡Cuanta historia encierra la vida de Alfredo Leturia Almenara!. Gracias a Dios grabó.

Acompañado con la guitarra
de "Fico" Dávila.
Fue el menor de 11 hermanos y nació en García Naranjo un 3 de Setiembre de 1916, nutriéndose de todo el sentir del barrio de La Victoria. Tuvo una infancia con ausencia de la mamá que falleció temprano, cuando tenía sólo tenía 11 años. Gracias a Amelia, hermana que asumió dicha responsabilidad y Don Manuel, un gran papá, crecieron todos con sabor a música. Varios de los Leturia fueron buenos cantores y Alfredo no fue la excepción. Su vida se confundió con Pedro Espinel, Manuel Covarrubias, Ricardo "Curro" Carreras entre el "Pinglo" y el "Domingo Giuffra", italiano que sabía apoyar en su bodega a los cantores victorianos.

Con su Rosa amada.
Tuvo 14 hijos con Rosa Chumpitazi, el amor de toda su vida y nos dejó, víctima de la diabetes, el 10 de Junio de 2002 a los 86 años. Así fue el cantor que, igualmente, practicó el Box dirigido por Juán Álvarez y el Basket con quien fuera su compadre espiritual Mauro Garcés "El Expreso de Medianoche". Cuando salía de casa se le solía preguntar ¿A donde vas? y respondía: ¡A la Gloria! Se perdía entonces en su mundo criollo, embebido en jaranas y espectacular bohemia. Así fue ALFREDO LETURIA ALMENARA y a quien, desde este rincón me atrevo a preguntarle: ¿Dónde estás?... Y su respuesta es: ¡EN LA GLORIA! Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario