miércoles, 17 de agosto de 2011

"ALBERTO CONDEMARÍN VASQUEZ". COMPOSITOR CRIOLLO CON "HERMELINDA", PERIODISTA DEPORTIVO Y ÁRBITRO DE FÚTBOL.

Alberto
Condemarín
Siempre he tenido inmensos deseos de referirme a Alberto Condemarín. Radio Victoria de los años 50 del siglo pasado, fue la concentración de cantantes y compositores de nuestro acervo musical criollo. Teniendo como estrellas a Jesús Vásquez, a Los Embajadores Criollos, Luis Abanto Morales, la Limeñita y Ascoy, el Dúo Costa y Menteverde, Los Trovadores y Mensajeros del Norte, Irma y Oswaldo, Roberto Tello, Los Chamas, Los Dávalos, Las Limeñitas, etc., era el punto obligado para entregarles sus composiciones.

No puedo olvidar a Luis Dean, Polo Campos, Adalberto Oré Lara, Félix Pasache, Emilio Peláez Montero, Abelardo Carmona, Clemente Reynoso y muchos más. Pero hubo uno muy especial al que admiraba porque tocaba el rondín, ya tenía sus años y entregado a la música se olvidaba de todo. Era Alberto Condemarín, gran amigo de José Lázaro Tello y a quien también recordaba como "referí", en las épocas en las que vestían de elegante blanco y con pantalones largos, en el viejo Estadio Nacional de José Díaz. Nada menos que el autor del vals "Hermelinda" con letra de Enríque Príncipe Satorres.

Se lucieron con el vals "Hermelinda".
Admiré a "Los Morochucos" y quedaba extasiado escuchándolos cantar este tema, "Clavel Marchito"  y "Mi Morena", esa danza que sólo la interpretaban ellos. Tener en la cabina de locución a Condemarín, me hacía observarlo de pies a cabeza y sentía una tremenda emoción de saludarlo y comprobar sus ocurrencias de criollo de los Barrios Altos, "5 Esquinas". ¡Cómo olvidar esos "choros" que degustábamos de mañana y de amanecida los domingos en un restaurante de la Av. Iquitos . José Lázaro era el gran oferente, y muchas veces nos acompañaban Carlos Alfonso Delgado y el chino José Ugaz!

Entonces sacaba su rondín y convertía el lugar en escenario de sus habilidades. Decía Niko Cisneros, gran periodista y bohemio, que Alberto estuvo rodeado de guitarras y jamás supo pulsarlas, Pero tenía otra habilidad. Tocaba las castañuelas y era todo un espectáculo. De eso somos testigos. Muy sencillo e incapaz de irse de las buenas maneras a pesar de que las dosis del elixir de la efusión eran altas. Otro vals de renombre de 1920 es "Mi linda Rosa", con versos no suyos y a los que les puso música. "Hermelinda" llegó al mundo un año después, con gran suceso.

Autor de Hermelinda
Nació en 1898 , a propósito, un año antes que Felipe Pinglo del que fue su vecino. Comentó los deportes que se practicaban por aquellos tiempos en la recordada revista "Mundo Gráfico" que con "Sport" y después "Golazo", eran las preferidas de los aficionados al fútbol. Todo un señor. Ya cerca a 1970 y a consecuencia de varias enfermedades, se recluyó en su casa de siempre en Los Naranjos, en su querido barrio de "La Confianza". Se hablaba que tenía medio centenar de composiciones entre valses y polcas.

Este ilustre hijo de padres trujillanos falleció en 1975, como todos los buenos criollos sólo acompañado de los fieles amigos. No recuerdo que por esas fechas hubiera llamado la atención su deceso. Un nombre de mujer fue siempre su musa inspiradora y hasta tuvo un vals "Rosa Elvira" que con "Hermelinda", "Mi linda Rosa" y 10 más, dedicados a ellas, distinguieron su obra de compositor.  Para el compositor ALBERTO CONDEMARÍN VÁSQUEZ", como epitafio en esta reseña diré: "Con él la música era celestial con rondín y castañuelas". Gracias. 


7 comentarios:

  1. Muchas gracias mi amigo por hablar de mi querido abuelo al que poco conocí, pero siempre admiré vagos recuerdos tengo de él mi madre me decía que yo era su engreído, pues era su primer nieto varon y me puso de apodo camioncito hoy a mis 41 años aun lo recuerdo y ami abuelita Rosa, siga así escribiendo y si sabe más sobre mi abuelo le rogaría que lo escribiera.
    víctor Andrés Ruíz Condemarín

    ResponderEliminar
  2. Andrés Ruiz Condemarín:
    Me dan gusto tus palabras. Cuando inicié estas reseñas, uno de los primeros en los que pensé fue tu abuelo. El tiempo se nos pasa raudo a los viejos y fui postergando la reseña. Gracias a Dios, tengo el privilegio de que un familiar como tú, se sienta orgulloso de su abuelo, un gran músico con su rondín.

    ResponderEliminar
  3. Mi familia paterna lleva el apellido Condemarín.....y desdeque tengo uso de razon se que todos son de una sola rama, Alberto Condemarin Vásquez, era mi tio abuelo y es uno de los mas dignos representantes de los CONDEMARIN, es el compositor del hermoso vals HERMELINDA.......Gracias por la oportunidad de ver de donde viene el apellido, otro gran personaje de la historia fué José María Dávila Condemarín, quien fué escritor, político y diplomático. Fue Ministro de Relaciones Exteriores o Canciller del Perú en varios periodos, y Ministro de Gobierno del Perú, además de rector de la Universidad de San Marcos.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto mi estimado Unknown, el apellido Condemarín fue siempre ilustre. Hasta en el fútbol y en el Sportin Tabaco, brilló un crack de primera de apellido Condemarín y se que tuvo mucho que ver con Alberto el compositor. Fue en los años de 1945 y llegó mucho tiempo más jugando con Goyoneche y Cavero Piaggio. Inolvidable Carlos Condemarín.

    ResponderEliminar
  5. Ante todo mis saludos
    Me enorgullece la columna dedicada a mi familiar pues bisnieta de Carlos Condemarin no lo vi jugar pero si lo recuerdo y tengo fotos de el. Que bueno saber que saben del editorial de los Condemarin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la bisnieta de Carlos Condemarín, del Sporting Tabaco. Fue tu abuelo un gran futbolista. Lo reseñaremos en nuestro blog ¡Qué Notables Fueron! Gracias.

      Eliminar
  6. Cuando el Sporting Tabaco se fuciona con el Sporting Cristal en el año 1955 , Carlos Condemarin pasa a jugar por el Sporting Cristal,equipo que campeona en el año 1956

    ResponderEliminar