lunes, 17 de octubre de 2011

"FÉLIX CASAVERDE VIVANCO". LA ARMONÍA PERFECTA EN SU GUITARRA CRIOLLA. ARTISTA Y MAESTRO.

Félix Casaverde Vivanco
Ayer domingo en horas de la tarde nos enteramos que Félix Casaverde, el guitarrista excepcional y diferente en tratar su instrumento, nos había dejado. Sorpresa total porque lo habíamos visto en varias entrevistas por la televisión y escuchado igualmente por la radio. Siempre tan natural y positivo. Admirado como guitarrista por la sensibilidad de sus armonías y estilo único. Un fuera de serie. Un artista especial para recitales y dejar el grato recuerdo de que seis cuerdas sirven para labrar infinitas joyas con notas musicales.

"Frejol con
Blackie".
En nuestra convivencia con guitarristas de todos los tiempos y a través de dúos, tríos y conjuntos, podemos asegurar que Félix estuvo con todos y con nadie. Sabía adecuarse al grupo y lo recuerdo con el famoso cantor Blackie Coronado, integrando "Los Frejoles Negros" y con otra menestra musical llamada Rufino Ortiz. ¡Que no hicieron estos endemoniados! La historia es larga y su permanencia se corta de improviso. Apenas 64 años y con muchos proyectos y camino que recorrer. No le bastaba el largo trajinar por México.

Les recomiendo que viajen por You Tube y encuentren a Félix Casaverde con otro anónimo y privilegiado guitarrista llamado Riber Oré, haciendo el vals de Oscar Molina, "Idolatría". Una combinación de estilos y donde la sorpresa recae en el maestro. Creo que nadie espera esos "cambios" de compás y de ritmo. Surgen los aplausos espontáneos ante el malabar de dos buenas guitarras. Juventud y experiencia, unidas en busca del documento que los califique y haga pasar de año. ¡Qué maestría!

Un disco de
colección.
Su disco "Memorias" es otra joya. Títulos como "Elegía a María", acordes dedicados a la Virgen Madre de Dios. "Improntus", su nombre lo indica. "Festejo 1900", como para zapatear en concurso. "Zambalandó" y "Motivo de Jarana", para que Ud. sienta el calor de una reunión criolla, vibrando entre cuerdas maravillosas. Ha sido acompañante de todas las figuras de nuestro cancionero e internacionales y estuvo mucho tiempo en México con Tania Libertad y la ayudó con su sapiencia y buen acompañamiento.

Féliz fue concertista de cuna. Había que verlo interrumpir su actuación y acotar mensajes de alto valor, con palabras bien aplicadas en esos recitales llamados de "Fusión". Me siento corto de inspiración para decir lo que no se ha dicho de Félix Casaverde Vivanco. De pronto decirle "Mago". Esas "séptimas disminuídas" que causaban asombro y te quitaban espacio. Síncopas a granel y un modo propio de aplicar secretos de armonía de "Bossa Nova". A veces, poco entendido por ignorancia de sus secretos de virtuosidad.

¡Somos amigos!
De algo me lleno de orgullo de este astro de la guitarra. Estudió en mi Alma Mater: el emblemático Colegio Nacional  "Ricardo Palma" de Surquillo y en donde jugaba al bolero con Caitro Castro de la Molina. Dos negros de Diamante. Acompañaron a Chabuca Granda y viajaron por todo el mundo. No ha partido al más allá cualquiera, no. Tiene un contrato con Dios y hará revolución entre los ángeles cuando aplique aquello que lo hizo famoso y todos aplaudimos. ¡Buen Viaje Félix! Un tremendo escenario te espera. Loas a un gran guitarrista y que ha dejado escuela y muchos alumnos que seguirán sus pasos. Una reseña con color y que pinta de cuerpo entero a FÉLIX CASAVERDE VIVANCO. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario