sábado, 28 de noviembre de 2015

WILLY TERRY SÁENZ. VIRTUOSO DE LA GUITARRA, GRAN SEGUNDA VOZ Y ARREGLISTA EXTRAORDINARIO. FIGURA DE NUESTRA MÚSICA CRIOLLA.

Willy Terry Sáenz
En estos años dedicados a reseñar artistas cuya labor ha merecido destacar, nos hallamos ante un personaje de verdadero perfil bajo y que, podríamos afirmar, es depósito de alma buena y romántica. Ya estamos en la era de la televisión y es casi frecuente verlo secundando a grandes cantantes, pero sin animarse a buscar el lugar que ya se merece como estrella del criollismo. Así es y seguirá siendo Guillermo "Willy" Terry Sáenz, nacido en un hogar musical  y en el que destacan sus hermanos Jackeline Terry, brillante soprano nacional y el percusionista Roberto Terry. La mamá, Doña Clotilde, es buena intérprete, como todas aquellas de ayer que soltaban su voz cuando realizaban la labor diaria.

Enorme guitarrista y estupenda segunda voz.
Estaba ya superando la decena de años y hubo una ocasión que considera vital para su futuro de vida. Una navidad y viviendo ya ese ambiente tan especial para los niños, recibió como regalo de Papá Noel una guitarra. Algo debieron intuir mamá y papá para hacerlo. Podría haber sido un buen juguete, pero existía allí, en ese instrumento de cuerdas, toda una futura profesión. Y el muchachito aprendió a quererla y fue nada menos que Don Nicolás Wetzell, el famoso laudista , quien le mostraría sus secretos.¡En qué buenas manos cayó! Aún recordamos aquella su etapa de compositor e integrante del conjunto de Filomeno Ormeño y con sus hijas, triunfador dúo de ayer como "Las Hermanas Wetzell".

Buena labor peruanista al lado de Lucy Avilés.
Nació un día como el de hoy. Un 28 de Noviembre y que aprovechamos para lograr datos que hicieran posible esta reseña. Es como mostrar sus manos y en cada una el número 5. Unidas, su edad. Cincuenta y cinco años y de ese total, 35 dándole al "tundete". Toda una vida y que recuerda su debut en un escenario, reemplazando al bajista como emergencia para el espectáculo de Edith Barr en la recordada "Palizada". A los veinte años demostró su buen oído con el bajo electrónico y sin freno que lo detenga. Es oportuno decir que se inició tocando melodías con "el Cuatro", una guitarra de igual número de cuerdas, y que lo adiestró para dominar el famoso "punteo", aquel al que dio vida "Oscar Avilés".

También poeta y compositor.
Willy Terry es un músico creativo y son muchas las producciones en las que ha intervenido casi siempre en segundo plano. El acompañante de muchos artistas y sin ánimos de "figurete". Saludamos esta virtud. Sus dedos han dejado marca en casi treinta discos y perdemos los nombres de los artistas famosos que se han visto privilegiados con su actuación y dirección. Nos impresionó oír a su soprano hermana cantando el vals "Secreto" con versos de Amparo Baluarte y hermosa melodía de Francisco Reyes Pinglo, un pianista de Sullana que también hizo la música de la polca "Mañanita". Ha hecho grabar a Doña Clotilde, su madre, y que no tiene nada que envidiar a una cantante profesional.

¿Nos permite acompañarla? ¿Y qué le responde?
Ya hemos hecho desfilar en este blog a muchas figuras de nuestro criollismo. Cumplimos un anhelo justo de reseñar a "Willy Terry". No tenemos el gusto de conocernos, porque ya hace mucho estamos fuera del ring musical. La constancia es así. No es esta una biografía. Es simplemente una instantánea, pero que todo lo muestra. El locutor y músico, ya en los otoñales inviernos, se da cita a diario con su "computadora" y da rienda suelta a escribir con amor. Justo en el día de su cumpleaños nació esta reseña  y que la obsequio con mucha modestia a tan grato músico peruano. Willy Terry Sáenz tiene mucho que dar y felizmente es un buen caminante, siempre apoyado en su amada guitarra. Gracias.

domingo, 22 de noviembre de 2015

" HOY ES DÍA DEL MÚSICO". ESPECIAL HOMENAJE AL MÚSICO OLVIDADO. AQUÉL QUE NADIE RECONOCE Y CUYA INSPIRACIÓN MELÓDICA HIZO FAMOSOS A OTROS.

¡Un abrazo a nuestros músicos!
Hoy 22 de Noviembre de 2015 se recuerda a Santa Cecilia, patrona de los músicos en el mundo. Esta reseña, además de ser un saludo para quienes, como nosotros, hizo de la música su medio de vida, va dedicada de manera especial a los inspirados autores de célebres canciones y que, sin ningún afán de desmerecer poesías, jamás son recordados. Están incluidos aquellos humildes iletrados que, siguiendo erradas costumbres de antaño, tomaban de cualquier libro o revista un poema de bonita letra y, con su natural talento, la adornaban de su música y así llegaba al corazón del pueblo.

No somos los peruanos y especialmente, los "criollos", los que practicamos esta costumbre. Se dan casos en muchos países de Europa y América. Lo que tratamos es de hacer justicia a muchos músicos a los que, de manera compulsiva, muchos "investigadores", en su afán de lograr notoriedad, tratan de "plagiarios" a notables músicos conocidos y anónimos, sin medir las consecuencias. Tampoco nos referimos a los actuales "historiadores". De ninguna manera. Es casi una tradición hacerlo y se puede comprobar revisando cancioneros y revistas del siglo pasado.

Pondremos varios ejemplos y entre ellos uno primero. El vals criollo "Muñeca rota". Salta de inmediato y por ignorancia, que la autora es la gran poeta "Serafina Quinteras", Esmeralda Gonzáles Castro y, repito, sin ánimos de crítica hacia ella, recibió condecoraciones, homenajes y distinciones muy merecidas y sin tomar en cuenta que la MÚSICA fue de su prima "Serafina Quinteras", la gran pianista EMMA CASTRO y que nadie conoce. (No me refiero a los estudiosos). Y detrás de muchos de sus poemas hallamos a músicos como Márquez Talledo, Martínez Smart, etc.

El otro caso de compositora famosa es el de Amparo Baluarte, la gran poeta de Moquegua y que adornó con su foto los cancioneros de ayer, siempre en primer plano y considerada la letrista Nro. Uno de la época de oro del criollismo. ¿Y los músicos que hicieron famosas sus letras? Allí tenemos en primer plano a Francisco Reyes Pinglo que adornó musicalmente al vals "Secreto" y la polca "Mañanita". Nicolás Wetzell con "Plenilunio", "Así será mi suerte" y la mayoría de sus temas. Igualmente Filomeno Ormeño, Alcides Carreño y otros grandes músicos peruanos.

Hoy, que es Día del Músico, nos permitimos esta reseña diferente. Sin ninguna mala intención. Sólo rendirle homenaje a ese músico inspirtado. Gracias a él, por ejemplo, son famosos "Cholo Soy y no me compadezcas", "Ocarinas", "Mar de Sombras", más conocido como "El Pirata", "Ódiame" y tanta poesía que, gracias a su buena música, adquirió fama. Al margen quedan los comentarios ácidos de aquellos críticos, de ayer y hoy, que buscan notoriedad, sólo viendo lo negativo. Nosotros, que sentimos el arte, gritamos: ¡FELIZ DÍA DEL MÚSICO! Gracias.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

ALFONSO ROSILLO Y "EL TRÍO LOS TUMIS". ARTISTA PERUANO QUE ENALTECE A TUMBES.

Alfonso Rosillo Soto
Es momento de citar a un romántico por excelencia y que ha dedicado su vida al "bolero". Es Alfonso Rosillo Soto, que desde muy pequeño se dedicaba a escribir acrósticos para sus compañeros y versos que le salían de lo más profundo de su alma. Era el muchacho que siempre prefería la soledad del campo o sentarse a la orilla del mar y ver el horizonte hasta que llegara el crepúsculo. De allí, su temperamento romántico. Fue la época en la que aparecieron "Los Panchos" y sus discos y películas. Envolvieron a la juventud con "Rayito de Luna", "Sin ti" y su alegre "Me voy p'al pueblo", siendo Alfredo Gil y su famoso "requinto", el que creó en él una alocada emoción con sus brillantes introducciones musicales. En su linda tierra norteña, Tumbes, buscó de hacerse de una guitarra. 

Alfonso, Julio y Víctor: "Los Tumis"
Sabemos que un pueblo siempre tiene un contenido más romántico que una ciudad. Y admiraba a su paisano Paco Maceda de "Los Kipus", que demostraba su talento en cines, reuniones, etc. Lo observaba e iba aprendiendo los secretos de aquel instrumento de cuerdas. Fue muy amigo de sus hermanos y ello favoreció que lo observara y de manera insospechada, adquiría los conocimientos básicos de la guitarra. Debutó en reuniones familiares y como fue natural, en todas las veladas escolares. Formó un trío al que bautizaron "Del Pacífico" con Mario Medina, que luego tocaría al lado de Paco Maceda con "Los Tumpis". El otro integrante fue Carlos Apolo y que cantó tiempo después con "Los Caballeros del Perú" y presentándose en los teatros tumbecinos. 

Con J. Sánchez y A. Calderón
Cumplió los 17 años y fue tanta su constancia que aprendió casi todo el repertorio de "Los Panchos". Primeros intentos con diversos cantantes y emulando siempre al famoso trío. Así emprendió viaje a Lima y en un costalillo protegió a su vieja guitarrita. No sabía qué iba a hacer en la capital, pero su corazón le decía: Adelante. Ya en Lima, siguió escudriñando a la guitarra con Alfredo Gil metido en su cabeza. Un sueño tocar boleros como "Ya es muy tarde", "Caminemos" y "Sin un Amor" entre otros. Quizá este último bolero hizo que llegara el amor y así conoció a una chica que se llamaba Gina, a la que hizo dueña de sus primeros versos. Partió ella al más allá y entendió la soledad. Le fue entonces fácil componer boleros. 

"Los Tumis" en Estados Unidos
Había que ganarse el sustento y logró un trabajo de portapliegos en una entidad bancaria. Como buen provinciano, la cosa era subsistir y hasta la hizo de "canillita", el voceador de periódicos. Tenía una hermana que poseía una chacra y todos sus tiempos libres los pasaba en el campo, porque allí se sentía mas feliz. Y observando el cielo azul, se inspiraba en componer sus primeros boleros. Este soñador empedernido encontró en Lima otros amigos que dominaban sus guitarras y cantaban. Fue allí que se le ocurrió formar un trío y tomar como base el repertorio de "Los Panchos". Como ya había compuesto los propios, empezó a incluirlos en su repertorio y convertirse en compositor. Nada menos sirvió para sus inicios, vivir en el Rímac. 

En la 7ma. Avenida Nueva York
Tuvo experiencias en la Escuela de Comunicaciones, fue becado y viajó a Panamá para hacer un curso en el Fort Gulick con el ejército de USA. Allí se hizo amigo de Bienvenido Granda, Cuco Sánchez y otros. Se le metió ser artista y así formó, ya en Lima, "El Trío Dominó"con Germán Silva y Carlos Erroch, este último gran primera voz y que estudió con él en su Tumbes querido y lo encontró en Lima. Así le llegó el turno a "Los Enigmas" con solamente temas de su inspiración. La etapa con "Los Tumis" le hizo alternar en el Sheraton con Celia Cruz, "Los Chalchaleros" Cuco Sánchez y el famoso Armando Manzanero. Se podría decir que es su etapa internacional, porque actuaron en el extranjero y con notable suceso. 

Romance eterno en sus voces.
Julio César Sanmiguel fue la primera voz. Víctor Ajen, segunda voz y guitarra. Alfonso Rosillo Soto, primera guitarra y tercera voz. Sus compañeros ya no están y fueron la última conformación de "Los Tumis". Hubo integrantes mexicanos en sus presentaciones en la televisión de Estados Unidos. Ha realizado muchas grabaciones y es autor también de temas criollos que le grabaron Manuel Donayre, Edith Barr, María Obregón y Nedda Huambachano entre otros. Maritza Rueda, "La Tumbecina de Oro", le canta su marinera "Tumbes mi tierra querida". Ha sido una reseña nostálgica de "ALFONSO ROSILLO", el artista de Tumbes que triunfó en la capital y el extranjero con su trío "LOS TUMIS". Gracias.

jueves, 22 de octubre de 2015

"LINDA GUZMÁN". RECORDADA ACTRIZ ARGENTINA POR SUS ESPECIALES "VENTANA AL HOGAR" Y "BUENAS TARDES MUCHO GUSTO".

"Linda Guzmán".
Esta reseña tiene carácter de homenaje póstumo, porque nos acabamos de enterar de su fallecimiento ocurrido en la Argentina. Amiga inolvidable que conocimos en nuestros inicios radiales en la década de 1950 y a la que jamás olvidamos porque ella, Linda Guzmán, estuvo presente en un caso anecdótico que recordamos cuando escribimos sobre "Nélida Quiroga" y que dirigía en la añorada Radio Victoria uno de sus radio-teatros. Hubo una fiesta en la Cabaña y nos invitó a su mesa. Fue oportunidad de bailar con ellas, ante el asombro de los caballeros concurrentes. El juvenil desconocido acaparando la atención de famosos colegas de la locución y que dio mucho que hablar, considerando que éramos un audaz muchacho de la época.

Linda Guzmán y Héctor Rocca muy felices.
En el transcurso de nuestra vida y antes de que llegara la televisión, hicimos novelas en Radio San Cristobal y en las que actuaba Linda Guzmán y ya casada con Héctor Rocca, igualmente actor y de muy buena voz. En la Época de "Discocentro", en "Galerías Boza", adquiríamos especialmente las novedades de música tanguera y que conservamos en nuestra discoteca. Era así que se mantenía el recuerdo de viejos tiempos. Llegó la televisión y también las oportunidades para Linda Guzmán y que fue notable como conductora de programas dedicados al mundo femenino. Ella llegó a Lima con la Compañia de Teatro de su prima Nélida Quiroga a inicios de 1950. Mientras Nélida viajó a España en busca de nuevos rumbos, Linda Guzmán se estableció y con gran cariño y simpatía de su público. 

Siempre evocando a su Perú querido en su hogar.
Nadie puede olvidarla en su "Ventana al Hogar" y en otro espacio, también muy popular y llamado "Buenas Tardes Mucho Gusto". Eran frecuentes nuestros encuentros en América Televisión y aquí sucedió algo que ella nos agradeció siempre. Llegó el gobierno militar de Velasco y muchos extranjeros fueron afectados por ese régimen. Hubo una primera asamblea en Canal 4 y empezaron a aparecer programas nuevos, pero sin la calidad de los que hemos mencionado. Como representante del sindicato tomamos la palabra y expusimos lo que veíamos mal. Defendimos el programa de Linda Guzmán, presente allí, lamentando su reemplazo por otro de inferior nivel profesional. Esto jamás lo olvidó Linda. Tanto es así que, cuando volvió con "Mediodía", un noticiero-magazín, al que llegamos una vez como relator de noticias, su bienvenida fue un halago.

Una dama y actriz muy especial.
Manifiesta nuestro gran colaborador Hugo E. Contreras Morales: "Linda Guzmán absolvía casos humanos que le eran planteados por los televidentes y porque era notable la comparecencia de esta dama en las pantallas, no solamente con la entonación y dicción adecuadas, sino con una gran capacidad para editorializar y aconsejar sobre esos casos que se le confiaban. Recuerdo que en uno de los programas sabatinos de Elena Cortez, Linda representó una secuencia del musical "Mame" que se exhibió en las tablas limeñas a mediados de los 70 y protagonizó una propaganda del musical, ambas vestidas con chaquetillas de frac, mallas y sombreros de copa. En el "Gran Teatro Universal" tuvo una notable caracterización de "La Dama del Mar" y "En nuestros héroes de la Guerra del Pacífico, fue la dama limeña Dolores Cabero y Núñez de Grau, esposa del gran almirante.

Muy dinámica en su animación.
Un 5 de Febrero de 1975 en el que Lima vivió una dramática jornada de vandalismo, el noticiero "Mediodía" salió al aire y no hubo información alguna sobre lo que acontecía. Los semblantes de Carmela Rey y Linda Guzmán denotaban que las cosas no iban bien en el canal. Los sucesivos flashes que daban a conocer que se habían suspendido las garantías constitucionales, fueron leídos por el locutor de cabina. En otro caso, Linda Guzmán dio informaciones desde la Argentina para radio Miraflores que la contactó para conocer la evolución del conflicto de las Malvinas en el Atlántico Sur de 1982 y la derrota de su país era inminente. Finalmente en los 80 volvería a Radio Miraflores para hacer "Ventana a la Vida", pero ese retorno fue efímero".

Inolvidable por siempre.
Necesitaríamos muchas páginas para reseñar la historia completa de Linda Guzmán. Es norma nuestra que en pocos párrafos podamos decir lo elemental de cada artista. Son nuestros recuerdos. Ella fue realmente Arolinda Quiroga Cocoza, apellido vinculado a Nélida Quiroga, pero jamás supimos el por qué lo de "Guzmán". Dejó huellas profundas con su arte y profesionalismo. Vivió sus últimos años en su país siempre al lado de Héctor Rocca y recordando a su querido Perú, cuna de su fama y que hoy, al saber de su desaparición, lo lamenta profundamente. Esperamos que en los medios de prensa y televisión, especialmente Canal 4 de Lima, se le rinda el correspondiente homenaje. Nosotros, con gran dolor, nos hacemos presentes. LINDA GUZMÁN: DESCANSA EN PAZ.

Este párrafo final para reconocer a los dueños de las fotos que hoy ilustran nuestra reseña a Linda Guzmán. Mil gracias a Carmen Silvia Pitot Guzmán, a Julio Barrera "Rulli Rendo" y Hugo E. Contreras Morales, además con excelentes recuerdos en ARKÍV PERÚ, personajes que, como nosotros, también supieron de sus bondades. Gracias.

jueves, 15 de octubre de 2015

FRANCISCO "PANCHO" QUIROZ TAFUR. NOTABLE COMPOSITOR CHALACO CON "VAMOS BOYS" Y "BANDIDA".

"Pancho Quiroz".
Muchas veces nos encontramos disfrutando del fútbol en la televisión y viendo jugar al famoso cuadro de Valeriano López el "Sport Boys". Una alegre polca incentiva el triunfo y son muchos los que la cantan y se sienten triunfadores. Les pregunto. ¿Saben quién es el autor de "Vamos Boys"? Nadie nos responde. Y se trata de un chalaco notable y criollazo como lo fue Francisco "Pancho" Quiroz Tafur, nacido el 15 de Abril de 1920 y fallecido, se podría decir tempranamente, a los 55 años de edad el 20 de Abril de 1975. Cuando pudo habernos legado muchas más canciones de las que compuso.

Puedo afirmar que esta polca era obligatoria en las presentaciones con nuestro grupo musical y era un deleite sentir el coro de la concurrencia. Sigue siéndolo así, porque aunque el cuadro ya no esté en la primera división, su gran hinchada no deja de cantarla. Chalaco de pura cepa que a los 15 años de edad ingresó a la Escuela Naval del Perú, sintiendo su vocación de servicio. Aquel aspirante resultó un gran alumno, obtuvo muchas medallas al mérito y se graduó de alférez de fragata, destacado al BAP Grau. Como Capitán de Navío y Jefe de la flota de submarinos, obtuvo la Cruz Peruana al Mérito Naval.

Fue autor nada menos que del Himno de la Marina de Guerra del Perú y otra dedicada a su querida especialidad y conocida como "Los Submarinistas". Dejemos este aspecto de su vida naval y vayamos a otro de sus grandes valses: "Bandida". "Eres una hoja sensitiva, vibras con ardiente frenesí, linda criatura en rara mixtura, tienes tanto encanto como nunca vi. Mas el beso que en tu boca asoma, trae como aroma de una flor algo de tu vida, cuando eras bandida, perseguida por matar de amor". Parte de su romántica letra y que popularizara en su voz nuestra gran cancionista Eva Ayllón.

"Bandida", ocupó el segundo lugar, en 1971, en el Primer Festival de la Canción Criolla que organizó Panamericana Televisión, después de "Tu Voz" de Juan Gonzalo Rose. Una etapa especial y en la que también participaron Alicia Maguiña con su vals "Soledad Sola" y José Escajadillo nada menos que con su popular vals "Jamás Impedirás". ¡Cuánta falta hacen ahora estos festivales! Y ya no tenemos compositores de la talla de los nombrados y especialmente de "Pancho Tafur" que nos dejó también "Cabecita Loca", "Caricia" y "Leonor", un vals pícaro y grabado por "Los Troveros Criollos".

"Pancho" Quiroz, vino al mundo en el balneario de La Punta y creció aspirando las suaves brisas del mar, que ejercieron una decisiva influencia en su carácter de marino. Tuvo el don de la música y así llegó "Souvenires" como su primera composición criolla en 1939. Nicomedes Santa Cruz le dedicó: "Eficiente Comandante has sido en nuestra flotilla, paseando tu invicta quilla, trimando en el mar tronante. Pronto de contralmirante lucirás la charretera, que en tu vida marinera hay lugar para los dos: el criollo Pancho Quiroz y el marino de alma entera". Gracias.

martes, 13 de octubre de 2015

LUZ MELVA "LA VOZ DE LA PASIÓN". NACIÓ PARA CANTAR LO NUESTRO Y LO HACE APASIONADAMENTE.

"Luz Melva Carrera".
Nos hemos demorado un poco en reseñar a una querida artista peruana de mucho arraigo en en los escenarios criollos: Luz Melva Carrera Regalado. Inquieta desde niña a mostrarse ave canora y nos la imaginamos presentándose en las actividades del colegio y sorprendiendo a la familia con su vocesita infantil en la interpretación de algún vals o polca del momento. La hemos disfrutado desde que, a los siete años de edad, participara en un concurso de Radio Nacional del Perú y lograra nada menos que un segundo honroso lugar. Motivo mayor para empezar seriamente la carrera. Se ha codeado con lo mejor del criollismo y se mantiene vigente, porque ha sido dotada de emoción y lleva el pentagrama en su corazón. Apasionada en obtener todo aquello que signifique dar de su ser a favor de nuestra música.

"La Voz de la Pasión".
Luz Melva "La Voz de la Pasión" tiene ascendencia privilegiada y por sus venas corren notas musicales heredadas del dúo que más hemos admirado en jarana alguna: el de los hermanos Augusto y Elías Ascuez, con quienes, en muchas oportunidades, vimos esconderse a la Luna y, a golpe de marinera limeña y resbalosa, allá en Bajo el Puente, en amanecer feliz, dar la bienvenida al astro rey con la guitarra de Oscar Avilés. Muy humana y sencilla como toda mujer que ama la música. Creció en los Barrios Altos, en donde es fácil respirar sus aires plenos de aromas de tradición. En su casa todo el mundo cantaba y su propia mamá llegó a ser una buena cancionista, pero se retiró para dedicarse a su hogar. Pasarán los años y seguirá consagrándose a nuestro cantar.

Luce apasionada sonrisa.
Ha tenido que escalar gradas difíciles en su vida y como buena creyente del Señor de los Milagros, ha conseguido llegar a lugares jamás imaginados.Así es como ha lucido su voz fuera de la patria y cantado en países de esta América y mucho más allá, como en los Estados Unidos. Ha incursionado en el disco y grabado excelentes álbumes y muy bien secundada por notables músicos y arreglos especiales. Recuerdo aquel titulado "Iluminada" y en la que interpreta, de manera especial, el vals que compusiera Rafael Amaranto y del mismo nombre. Cosecha tantas simpatías y hasta se ha visto inmersa en los crucigramas y donde Luz Melva es parte de la solución. Ha hecho oír su voz en escenarios de lujo como el Teatro Segura y siempre conservando su sencillez con la calma debida. 

Siempre elegante y sencilla.
Guarda recuerdos de muchas publicaciones periodísticas, de las que extraemos alguna semblanza. ¿Qué guarda en su corazón? Primero, su querida familia. Igualmente sus amigos y compañeros en los escenarios: Charito Alonso, Pedro Otiniano, Jesús Vásquez y sería largo citar completa la lista, porque es amiga de todos. Creó un nuevo estilo en su canto y de allí su identificación como "La Voz de la Pasión". Nacida en la Victoria y creció en los Barrios Altos. Por todo lado le viene el criollo y en hora buena. Gran mamá y orgullosa de sus hijos que han sabido corresponder sus esfuerzos. Por supuesto que ha mostrado su arte a través de la televisión. La escuchamos intervenir ahora poco con la familia Avilés en una radio local. Y cantó como en sus mejores tiempos. 

De contagiante alegría.
Mientras la oíamos, recordábamos sus actuaciones en "Fin de Semana en el Perú" de Radio Nacional y, ya en la "tele", en "Danzas y Canciones del Perú", "Noche de Gala Peruana", etc. Fueron unas producciones en las que desfilaban todas las máximas estrellas de la canción popular. Era de cajón en "La Valentina" y "La Furia Porteña", por citar dos de las más famosas peñas criollas. Está próxima a celebrar su cumpleaños en este Octubre del Señor de los Milagros y, con mucha admiración le obsequio a "Luz Melva" esta nuestra modesta reseña. Le deseamos lo que se merece por su abnegada entrega a difundir lo nuestro. Goza de la amistad imperecedera de sus colegas y siempre es gratamente bienvenida. Un placer haber escrito sobre "La Voz de la Pasión". Nada más cierto que ello. Gracias.

martes, 22 de septiembre de 2015

"RAMÓN AVILÉS". GRAN CANTANTE PERUANO Y FAMOSO COMO "EL BOLERISTA DE AMÉRICA".

"Ramón Avilés".
Ramón Avilés inició su carrera en 1966. Lo recuerdo cuando, todavía no acompañado por la fama, nos visitó a los estudios de Radio Luz y demostrando la misma sencillez que conserva actualmente, nos pidió demostrar su talento artístico. Hacíamos, en aquella recordada década, una programación que incluía música italiana, española, virtuosos del acordeón y la llamada "La Voz y la Melodía". En este espacio teníamos oportunidades para los cantantes famosos a través del disco e invitados especiales. Lo cierto es que el joven de famoso apellido resultó una grata sorpresa, con mucho estilo propio y que nos dio gusto verlo satisfecho de habernos demostrado su gran voz. Sin ninguna duda, aparecía un rival de envergadura para los ya famosos.

"El Bolerista de América".
Pasarían buenos años y ya en la década de 1970, acompañábamos a los artistas que se presentaban en la Peña del Club Arequipa. Habían desfilado cantantes de la categoría de Alicia Lizárraga, Alejandro Cortés, el famoso "Morochuco", Jorge Huirse y su piano, Juan Mosto, Esther Granados y Pedrito Otiniano entre otros. En una de aquellas noches peñeras surgió entre aplausos de la concurrencia, nada menos que "Ramón Avilés" ya consagrado como "El Bolerista de América". Por supuesto que cantó "Donde estás Yolanda" e hizo que todo el mundo cantara. No podemos olvidar las frases que tuvo para con nosotros, recordando aquella historia en Radio Luz. Es muy difícil hallar artistas de gran fama y que demuestren un reconocimiento igual.

¿Dónde estás Yolanda?...
Ramón Avilés Isusqui nació el 17 de Marzo de 1945 y es muy querido en la Unidad Vecinal Nro. 3, en donde aprendió a conocer la vida. Allí inició sus primeros pasos en la música. Presentaciones infantiles en el colegio y en todo lugar donde tenía ocasión de hacer música y demostrar su arte vocal. Aquel muchacho de veinte años que conociéramos luego en la radio, se hizo dueño de la audiencia radial en emisoras como Radio Libertad, la primera emisora musical del país y en donde surgió con su alegre cantar del tema que mas lauros le dio: "Dónde estás Yolanda". Voz alegre, vibrante  y de buena interpretación. La fama le fue concedida inmediatamente y muchas canciones más cobraron notoriedad. Ocupa un especial lugar en la preferencia del público.

Gran cantor de música criolla.
Entre tantos títulos que supimos presentar en la radio, recordamos ""El que nunca existió", "El Último en Saberlo", "Enamorado de María", "Entre Copas", "Amor Provinciano", "La llorona" y una gran cantidad de valses y boleros que los compositores componían especialmente para él. Recuerdo de sus actuaciones en la televisión una al lado de su padre Oscar Avilés Arcos, "La Primera Guitarra del Perú", cantando el vals "Alma Mía" de Alberto Rubianes y en donde el maestro le hace un contralto increíble e improvisa en el intermedio una remembranza de "Ojos Negros", la famosa canción rusa. Lo cierto es que Ramón Avilés hizo carrera por méritos propios, pensando en su propia personalidad y dejando una huella marcada por su voz y estilo.

Galardonado en La Victoria.
Nuestro personaje ha viajado por casi todo el territorio patrio e igualmente por países hermanos como Ecuador, Chile, Bolivia y dejando bien el alto el nombre del Perú.  Ha sido galardonado varias veces y una de aquellas en La Victoria. Su alcalde, Don Alberto Sáchez Aizcorbe le hizo un reconocimiento especial por su dilatada labor y servicios al famosos distrito. De todos es sabido que Ramón Avilés es un artista que está presente allí donde el hermano de arte lo necesita. Está próximo a celebrar sus Bodas de Oro que serán en 2016 y para lo que se viene preparando a recibir sendos homenajes de instituciones sociales y entidades gubernamentales que le reconocen su gran trayectoria. Gracias.

viernes, 18 de septiembre de 2015

EUSEBIO GRADOS ROBLES: EL POPULAR "CHATO GRADOS". GRANDE EN LOS ESCENARIOS ARTÍSTICOS DEL FOLCLORE HUANCA.

"El Chato Grados".
Ya no está tan en boga, pero tenemos recuerdos muy especiales del artista que ocupa nuestra galería de célebres personajes. Se trata de Eusebio Grados Robles, conocido con simpatía por todo el Perú como "El Chato Grados". Inmenso cuando deslumbraba con su baile típico y ejecutando ese zapateo huanca tan clásico y original. De pequeña estatura, pero gigante en el escenario. Tuvimos la suerte de conocer antecesores suyos como "El Picaflor de los Andes", "El Zorzal Negro" y al famoso "Jilguero del Huascarán", que dejaron huellas eternas, entre otros. Llegaban a nuestra capital integrando compañías de arte folclórico y que, además, grabaron temas que hasta hoy son reliquias de nuestro cancionero.

Eusebio Grados Robles
"El Chato Grados", viene a constituirse en la nueva figura varonil en esta Lima diferente. Mientras que los artistas de ayer triunfaban en los escenarios de cines del pasado, este singular artista ya lo hace en la televisión y con una soltura increíble. Canta, baila y anima el espectáculo. Es el oriundo de Cerro de Pasco y nacido y crecido en un asiento minero del pueblo de Atacocha. Es el segundo de siete hermanos y nacido un dos de Diciembre de 1953. La mayor parte de su vida, dedicada a la música vernacular en sus diversas facetas. Hijo de madre campesina y padre minero, con el difícil compromiso de dar sustento a su numerosa familia.

Muy popular en todo el Perú.
Nuestra niñez y juventud ha estado muy ligada a la tradición huanca, porque en nuestro hogar tuvimos el privilegio de ver amenizadas nuestras celebraciones de cumpleaños, con artistas famosos que sabían alegrarnos con sus típicas orquestas. Procedemos de un abuelo cerreño y madre de Sicaya. De allí que dedicar esta reseña al "Chato Grados", es como volver a esas fiestas que nos marcaron para siempre. Hemos oído al propio artista relatar que tuvo que ingeniárselas de mil modos para sobrevivir y darle una ayuda a sus padres. Por ejemplo, y a modo de palomillada, llegó a cazar ratones y venderlos en los pueblos, porque eran necesarios para curas milagrosas, tales como el cuy.

Gran bailarín del zapateo huanca
Don Rolando Navarro Vivas, un profesor huancaíno, fue quien descubrió sus dotes artísticas y que le dio la oportunidad de mostrar su arte en las celebraciones, por ejemplo, del Día de la Madre. El niño Eusebio Grados no solamente cantaba, sino que aprendió con este maestro los secretos del zapateo huanca. Era también otra manera de obtener buenas notas en la libreta y que le convenía para librarse de las temibles anotaciones en rojo. Cuenta que en 1969 llegó la cantante Carmen Pizarro Rojas, "Ccorehuayta", hija del recordado Luis Pizarro Cerrón, conductor del espacio radial "Sol en los Andes" que fue quien lo descubre y lo lleva a Lima a probar suerte.

Típico embajador huanca.
Con ella, luego su madrina artística, es que empieza a conocer sus primeras aventuras en el mundo musical andino. Muy joven visita los diversos coliseos y muestra su arte en la capital. Retornaría a su pueblo por enfermedad de su madre, pero, como invitación del destino, le llega la segunda oportunidad con un artista de relieve llamado Ángel Dámazo y con el que va en gira a Cerro de Pasco y recibe sus primeras ganancias como artista. Volvería a Lima pasando mil aventuras, hasta que participa en un concurso en el Coliseo del Puente del Ejército, logrando el primer lugar en competencia con mas de trecientos participantes.

Su mayor éxito: "El Pío, Pío".
Consigue una popularidad increíble con el famoso huaylas "Pío, Pío" y cuya letra le pertenece, siendo la música de Luis Ángeles. En 1998 incursiona en la televisión a través de Canal 9 con "El Mañanero Andino", continuaría con "Chatoneando" y emprendería giras a Corea, Rusia, Italia, Suecia, Estados Unidos, Argentina, Bolivia y Brasil. De su "Taller de Formación Artística" surgen Sonia Morales y otras figuras del canto. Es considerado Patrimonio Cultural Vivo por el Instituto Nacional de Cultura de la región Junín. Está casado con Angélica Gómez "La Colquina de Oro". "El CHATO GRADOS", un personaje de gran valía en nuestro querido Perú. Gracias.

jueves, 17 de septiembre de 2015

PABLO VILLANUEVA BRANDA "MELCOCHITA". COMEDIANTE, MÚSICO, "SONERO", CANTOR CRIOLLO, ESTUPENDO CÓMICO PERUANO.

El señor "Melcochita"
Nació el 17 de Setiembre de 1936 y celebra, en la fecha de esta reseña, sus 79 años de vida. No muy "feliciano", porque hace poco tuvo una experiencia poco agradable, cuando le robaron su automóvil y fue víctima de un asalto al lado de su familia. Le veíamos declarar mortificado este hecho y era algo así como que no lo podía creer. Nos imaginamos su desconcierto, porque minutos antes, en una función teatral, había recibido el aplauso y las simpatías de un público que lo quiere y admira. Triste suceso y que esperamos no se repita jamás. Disculpas por iniciar esta reseña de Pablo Villanueva, el popular "Melcochita", de una manera diferente. Lo cierto es que, después de más de medio siglo sobre los escenarios, sigue siendo protagonista especial en el mundo del espectáculo.

Pablo Villanueva Branda.
Nos conocimos hace ya muchos años en Radio Victoria. Por aquellos tiempos, 1954, actuaba el recordado "Ñico Estrada y su Sonora", siendo "Vicky Zamora", emulando algo a "Celia Cruz", la que triunfaba cantando "Pepito mi Corazón". Pablo Villanueva se lucía en la parte delantera del grupo con sus dieciocho años juveniles y apoyando el ritmo con esos dos pequeños"bongó" y que conociéramos como "gemelas" sobre sus rodillas. Quién sabe, en la mente de este alegre muchachito, no cabía ni la más leve sospecha de que se convertiría, con el tiempo, en uno de los más célebres personajes de nuestra farándula limeña. Casi todavía un adolescente y con unas ansias tremendas de demostrar su talento en lo que hervía su sangre: la música. Porque nació para eso y sobre todo, un perseverante varón en busca de su destino.

Inolvidable juventud.
Una vez lo escuchaba en una entrevista y nos sorprendió su manera de recordar a quien le había servido para saltar a la fama. Se refería a Juan Felipe Montoya, recordado y recientemente fallecido locutor, que por esos tiempos transmitía los bailables desde la famosa boite "Embassy". Él fue, en cierto modo, su descubridor. "Melcochita" se presentaba en aquel espectáculo y mostraba sus habilidades para la imitación y el canto acompañado de su guitarra. Dialogaba con el público y hacía de las suyas en cuanto agarraba confianza. Todo esto es lo que Montoya "dateó" a Augusto Ferrando y allí, entonces, empezó su larga historia de artista. Una faceta que admiramos en Pablo Villanueva. La del humilde hombre agradecido y que hoy ponderamos y aplaudimos. La foto de la izquierda nos lo muestra en sus años felices de juventud.

Un chiste a flor de labios.
Vendrían entonces a través de "La Peña Ferrando" sus colosales imitaciones de los mas grandes "soneros" de la época: Daniel Santos, Bienvenido Granda, etc. Hacía unas duplas increíbles con el "Chato" Barraza y que, tiempo después, el propio Ferrando los invitaba a lucirse en "Trampolín a la Fama". Debo confesar que en nuestro largo trajinar por este mundo del espectáculo, no he hallado otro tan especial como nuestro querido "Melcochita". Nos pasamos la voz, después de tantas lunas, cuando realizábamos en Panamericana nuestra tarea en el gran programa "Cincomanía". Ya Pablo Villanueba gozaba de fama y lucía su talento en "El Tornillo", "Risas y Salsa" y, por supuesto, con Augusto Ferrando. Un artista múltiple y que buscamos en You Tube para disfrutar de sus ocurrentes chistes.

El "Sonero" en plena acción.
Tiene el orgullo de ser considerado "sonero". No lo es cualquiera. Algo así como los famosos "palladores" argentinos que improvisan decires en contrapùnto con otros. Lo de "Melcochita" es en el mundo tropical. Toma su guitarra y empieza improvisando una letra y que afecta al contrincante. La respuesta no se hace esperar y juega mucho en esta lid, la gracia y comicidad de nuestro artista, con un don divino que recibió al nacer. Nos hemos divertido viéndolo pulsar la guitarra e imitar nada menos que el "toque" de Oscar Avilés. Especialmente el que destacaba con una cuerda grave y que ha sido la característica del gran maestro. Esto nos demuestra el buen sentido de observación de Pablo Villanueva. Lo importante es que él está considerado como un "Sonero" reconocido.

¡Gracias, "Melcochita"!
Podríamos extendernos mucho más sobre las virtudes de este artista y pasando de largo sus otras no poco felices crisis familiares. Lo que aquí, en esta reseñas de "Artistas en el Perú", es ponderar lo mejor de cada personaje. Empezamos con algo no habitual, pero tenía su fin. Hoy es fecha especial de "Melcochita". Celebra su cumpleaños y no se nos ocurrió algo más que comentar sobre su trayectoria artística y que esperamos refleje su gran calidad de profesional. Atrás los momentos malos y a continuar en carrera mi querido amigo Pablo Villanueva Branda. Se hizo realidad nuestro deseo de reseñarlo y sabemos que vendrán las felicitaciones y todo lo que la gente pueda decirle.Culminaremos esos escritos, imitándolo en su mejor frase: ¡NO ME CREAN! No es así. Decimos toda nuestra verdad. ¡Feliz Cumpleaños! Gracias.


domingo, 13 de septiembre de 2015

"ALFREDO BOURONCLE YÉPEZ". NACIDO PARA LA ACTUACIÓN TEATRAL Y QUE DESTACÓ EN ÉPOCA DE GRAN AUGE SOBRE LOS ESCENARIOS.

Alfredo Bouroncle
Lo repetiremos hasta el cansancio que nuestra relación con los artistas de teatro fue grande, desde que nos iniciáramos profesionalmente como locutor y narrador de radioteatros en Radio Victoria. La década de 1950 vendría a constituirse en prolífica de actores de renombre y cuyas fotografías solían aparecer en las revistas y diarios locales. Así teníamos conocimiento de Leonardo Arrieta, Carlos Gasols, Luis Álvarez, Marianella Ureta, Hertha Cárdenas, las hermanas Elvira y Gloria Travesí y una nueva hornada de juveniles actores como Hudson Valdivia, Gloria María Ureta, Aristóteles Picho, Ernesto Ráez Mendiola y Alfredo Bouroncle Yépez entre otros. El radioteatro, o sea la adaptación de novelas para ser interpretadas  frente al micrófono, era el mayor atractivo para las amas de casa y que no perdían un solo capítulo.

Alfredo, Ana Mendoza, Alberto Sorogastúa y Fetiche
Fue un "muchachito" no muy amante de las bromas, y al que trataremos de describir en esta reseña. Tampoco somos biógrafos y lo que agregaríamos, con respecto a su "nacionalidad", es que emergió en la ciudad del Misti, es decir, Arequipa. Pareciera también que Lima, por esos tiempos, fue invadida por gran cantidad de sureños, tanto en el campo de la locución como en el de artistas. Conocimos a Alfredo Bouroncle como juvenil actor del elenco que dirigía la gran actriz hispano-argentina Nélida Quiroga y cuyo galán era Alberto Arenas Coronel, un locutor y actor de excelente voz. En cierto modo, igualmente, éramos juveniles en Marzo de 1954 y con diecinueve años cumplidos. 

El Seminarista de los Ojos Negros, drama a cargo
del elenco que dirigía Carola Giommar,
Entre tantos veteranos destacaba la presencia de Alfredo y al que, durante los ensayos y triviales conversaciones, se le acentuaba el dejo. No éramos muy de su agrado, porque nosotros conservábamos restos de palomilla surquillano. Recordamos que había estudiado en la Escuela Nacional de Arte Escénico y prefería identificarse con Leonardo Arrieta y todos los actores preferentemente de teatro. Nosotros cumplíamos la labor de narrador y lo que era en realidad nuestra obligación: la presentación y publicidad de los comerciales. Nos extrañaba su manera de ser y recuerdo a la querida actriz Ana Mendoza, refiriéndose a él que "así eran todos los arequipeños". Mis disculpas a ellos porque, de nuestra parte en esta querida profesión, supimos gozar de buenos colegas en estos medios.

Violeta Bourget, Alfredo, Ina Barúa y Ana Mendoza
Tampoco estamos sentando una imagen negativa de Alfredo Bouroncle, porque fue realmente una gran figura del teatro y luego, a la llegada de la televisión, un destacado actor que tuvo triunfales actuaciones en las más populares telenovelas. Nos extraña también el porqué no lo recordamos  al iniciar estas reseñas. Lo nombro en las de figuras teatrales como Nélida Quiroga, Lucía Irurita y Aristóteles Picho, por citar tres. Sólo puedo dar referencia a nuestras relaciones a través del radioteatro y agregar que tenía participación en "La Crónica", "Central" y "América" entre otras. 

Bouroncle, Ina Barúa, V. Bourget y Jorge Pérez
Recuerdo que con Luchita Ravina, la excelente locutora de Frecuencia Latina Canal 2, y Julio Zuloeta y Carlos Wong formaban un grupo por demás divertido entre ellos. Este "criollo locutor" no tenía acceso a esa selección y mas bien evoco que, en una oportunidad, nos recriminó el ser demasiado palomillosos. No hablábamos el mismo idioma y estábamos fuera de sus actividades teatrales. Esta es una semblanza de un actor y al que tratamos de reseñar de acuerdo a nuestras vivencias personales en el mundo de la radio y la televisión. Habrá oportunidad de que, quienes nos lean, puedan agregar comentarios que nos ayuden a dar relieve a su calidad de actor. 

Muy bueno en la "tele".
Hacemos un esfuerzo en esta vocación de incluir entre tantas pequeñas historias de nuestro blog "Artistas en el Perú", a Alfredo Bouroncle Yépez. Sabemos que no es la que muchos ansiaran conocer y, en especial, citando títulos de obras de la literatura universal y peruana o las telenovelas como "Nino" y "Gorrión" entre otras. Algo es algo. Lo importante es que ya tiene un lugar en estos modestos aportes de un aficionado que escribe por neto entretenimiento y vocación genuina de artista. Nosotros no servimos para el teatro, pero si en el campo de la música, la locución radial y la televisión. Mientras dure nuestra existencia, será siempre un placer seguir haciéndolo. Hay cantantes, compositores, artistas plásticos, músicos, entre otros, esperando los incluyamos en estas reseñas de "Artistas en el Perú". Gracias.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

EL GRAN "BETO CADENA". CANTOR Y EXCELENTE ANIMADOR DE DIVERSOS EVENTOS Y ESPECTÁCULOS.

"Beto Cadena".
Nuestro querido Perú está lleno de excelentes artistas y quizá muchos de ellos guardados en el anonimato. Tal es el caso de un entusiasta y dedicado cantor que, al margen de sus facultades y notable talento, logra atraer al púbico y lo conduce a un momento de feliz regocijo. Nos referimos a "Beto Cadena", bolerista, baladista y si se trata de jarana criolla, "él mismo es". Lo hemos tenido muchas veces en nuestro hogar con motivo de celebrar el Día del Locutor. Es el Maestro de Ceremonias que entusiasma a todos y no necesita de "gasolina" para arrancar.

Posa con Ramón Avilés.
Al reseñarlo, gracias a una gentil llamada suya telefónica, aprovechamos en solicitarle algunos datos y nos enteramos que, como muchos grandes artistas peruanos, mostró sus pinitos en Radio Club Infantil, aquella audición de Maruja Venegas Salinas, la pionera de nuestra locución recientemente fallecida. Nos cuenta que tenía ocho años de edad y escapó de su trajín de "canillita", vendedor de diarios y revistas, para presentarse en dicho programa de Radio Mundial y quedar "mal parado", porque no se acordó de la letra de su canción. Marujita lo animó a volver y tuvo su nueva oportunidad que jamás olvida.

Un salud con su querida esposa.
"Beto Cadena", nos cuenta que fue técnico en nuestra Armada  Naval hasta 1990 y como buen marinero surcó el océano en nuestros buques de guerra como el "Bolognesi" y en el que, a modo de recrear a sus compañeros, mostraba su calidad de cantor. Allí conoció al músico Rolando Vento, saxofonista que destacara con "Los Pacharacos" y que lo ayudó a salir adelante en su faceta de músico y animador. Dice de él que tenía buen carácter y siempre contagiando su gran optimismo.

Aquí con el baladista "Homero"
Recuerda también el apoyo que tuvo en radio Unión de los colegas Carlos Alatrista y Raúl Romero Cadillo, ambos ya fallecidos, para su incursión en el mundo de la radio telefonía y cuando comentaba y dedicaba mensajes y éxitos del disco a sus oyentes. También tuvo vinculación con el famoso y querido "Ronco Gamez" y con él, la organización de eventos en diversas localidades de nuestra Lima. Fue su oportunidad de hacer giras artísticas por todo el territorio patrio. Tiene buenos recuerdos del querido "Ronco".

Ha grabado exitosos boleros y siempre proyectando nuevos temas. Sabe cuidar sus cuerdas vocales y apoya mucho al famoso "Ramón Avilés", a "Guiller", este último muy popular cantando "El Rey de las Cantinas" bolero del compositor Marcial Gadino Dávila. Hay mucho más que decir de "Beto Cadena", un artista de alma sensible y que iniciara sus correrías en diversos escenarios del Callao y nuestra Lima. Por ahora, engalana nuestro blog "Artistas en el Perú". A la izquierda en nuestro hogar. Asistente obligado y animador exclusivo de nuestras celebraciones por el Día del Locutor y las cumpleañeras del reseñador. Un amigo de los buenos pocos y al que deseamos siempre lo mejor. Gracias.