lunes, 16 de marzo de 2015

CARLOS TEODORO DEL ÁGUILA SINUIRE. SIMPLEMENTE: "EL BARDO DEL PERÚ". HUANTINO DE CORAZÓN EN AYACUCHO.

Carlos T. Del Águila S.
La música de Ayacucho tiene una resonancia especial en nuestro querido Perú. Para nosotros es de gran sentimiento y la llevamos en el alma desde nuestra infancia. Nuestro padre, el Teniente de la Guardia Civil y fundador de ella, solía cantar, ya en sus tiempos de reposo, el huayno "Adios Pueblo de Ayacucho" y que nos marcó para siempre. A pocos meses de su partida al Reino de Dios, en uno de nuestros traslados por la vieja Lima, viajábamos en un ómnibus y subió al vehículo un grupo de jóvenes cultores de la música andina y les pedí me interpretaran esa canción. Quedamos con los ojos invadidos de lloro y en completo silencio evocando a mi padre. Hubo buena propina. Jamás había sentido tanta pena y evocando a esa hermosa ciudad y a mi padre. Una manera de querer lo nuestro profundo.

"El Bardo del Perú".
Luego de este preámbulo que salió de la inspiración natural, paso a reseñar a un amigo que hemos conocido a través de nuestras comunicaciones en Facebook y que resulta ser nada menos que Carlos Teodoro Del Águila Sinuire, nacido en Madre de Dios y que aprendió desde niño a amar la música. Radicado en la ciudad de Huanta de Ayacucho, ancló, como barco que da término a sus viajes, en esta pródiga ciudad de sentimentales artistas. Él lo es. Canta y toca la guitarra como si fuera oriundo. Ama su naturaleza y fue Don Ranulfo Amador Fuentes, el mas grande compositor ayacuchano de todos los tiempos, quien lo bautizó como "El Bardo del Perú" y que le cae a pelo. La foto es la precisa para corroborar lo de bardo. Es incansable en sus citas con las canciones de nuestro criollismo.

Los Errantes de Chuquibamaba
Le doy la bienvenida a este blog de Artistas en el Perú", porque nos ha mantenido informados desde Junio de 2014, de todas sus actividades en Huanta. No hay festividad que se pìerda. Es una ciudad donde se celebran muchas tradiciones y Carlos Teodoro es fiel seguidor. Goza de fama y alterna con las máximas figuras artísticas que visitan esta ciudad. Nos cuenta de sus experiencias con nuestro querido poeta compositor Juan Mosto, que en paz descanse, y al que sabía entretener cuando en alguna ocasión estuvo de visitante. Esto como un ejemplo de lo que decimos. En la foto posa con "Los Errantes de Chuquibamba", notables cultores del sentimiento musical de Ayacucho.

Cholo soy y orgulloso de serlo
Otra sorpresa que nos depara Carlos Teodoro del Águila Sinuire: es un buen locutor y sabe conducir con acierto una audición en una emisora local y en la que, muy gentilmente, nos hizo una entrevista y que nos dio oportunidad de saludar al pueblo huantino y a todo Ayacucho. Lo hemos estado oyendo y realmente conduce su programa con mucho amor a las comunicaciones. Demás está decir que tiene mas preferencia por difundir nuestra música criolla y canta "Cholo soy y no me compadezcas" con estilo propio y que emula muy bien a su autor, el querido Luis Abanto Morales. No somos amantes de lisonjear a los artistas, si estos realmente no tienen valor. Lo que hemos oído de Carlos Teodoro Del Águila Suinare, nos da razón para obsequiarle esta reseña.

Con Ricardo Dolorier Urbano.
"El Bardo del Perú" sigue en actividad permanente en la hermosa ciudad de Huanta, a la que quiere como suya y en la que entrega todas sus querencias. En una oportunidad nos hizo llegar el famoso huayno "Flor de Retama" del notable compositor Ricardo Dolorier Urbano y que es una ofrenda en memoria de quienes entregaron su vida, allá por 1969, cuando se dictó un Decreto Ley que abolía la gratuidad de la enseñanza. Salieron a las calles en protesta multitudinaria, dejando 69 cadáveres, entre adultos y jóvenes, regados como muestra de su protesta. Esta obra musical es ampliamente conocida e interpretada por múltiples artistas de Ayacucho.

Huantino de corazón.
Para completar esta reseña de Carlos Teodoro Del Águila Sinuire, "El Bardo del Perú", lo felicito por su amor a lo nuestro. Por ese afecto que nos ha brindado desde aquel primer contacto en Facebook. Recuerdo que lo escuché interpretando el vals "Maestro" de Hugo Almanza Durán y por quien guarda hondo respeto y admiración. Es tremendamente sentimental y se entrega a la amistad con la sinceridad de un ser humano noble y generoso. Sigue su senda de bardo cantor y hay siempre un horizonte al que trata de llegar sin importar las distancias de sus metas. Un saludo a la ciudad de Huanta, la patriota y mártir, y otro, con abrazo cálido,  a la eterna Huamanga y añorada por nosotros desde que residimos en ella en nuestra niñez. ¡Viva Ayacucho! Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada