domingo, 26 de julio de 2015

RECORDANDO A "FERNANDO CAZ" EL CANTANTE DE LA ORQUESTA "CAPRICHO ESPAÑOL" QUE VISITÓ EL PERÚ EN LA DÉCADA DE 1950.

Fernando Caz
Habíamos reseñado a la Orquesta "Capricho Español" casi cuando nos iniciáramos en este blog con los artistas que visitaron nuestro país. De esa gran agrupación instrumental recordamos a su vocalista Fernando Caz, dueño de una simpatía especial y que se ganaba el aplauso de los concurrentes al salón auditorio de Radio Victoria de Lima. Gracias a su hijo Fernando Caz González, que, desde España, nos regala fotos y datos importantes, nos enteramos que nació un 12 de Febrero de 1926. Del barrio de Lavapies de Madrid y definido "gato", porque así se trata a los verdaderamente castizos de esa ciudad y a la que quería y admiraba. Allí se encuentra el Rastro, donde la gente paladea los típicos aperitivos y los domingos son del "Chotis" y del organillo.

La inolvidable Orquesta "Capricho Español".
Tengo de fondo musical "Pasodoble te quiero" y que fue uno de sus grandes éxitos. Puedo afirmar que Fernando Caz vivió aquella época en la que el toreo paralizaba España y el mundo. Recordaba la fatal muerte de Manolete ante el "Islero" y se enteró de ella por los vendedores de periódicos. Fue noticia terrible. Todo el mundo le cantó y hubo elegías al diestro, las que recitaba Miguel Herrero. El cantante tenía apenas diez años de edad cuando sucedió la famosa guerra civil española. Padeció los asedios de tropas, bombardeos y el hambre. Terminó sus estudios elementales con la suficiente capacidad para elegir lo que quisiera seguir. Dominaba las matemáticas y era autodidacta, como lo es la gran mayoría de artistas. Leía mucho y era capaz de sostener conversación alguna con quien sea.

Un cantor notable de primera.
Viene ahora lo mas importante. Cómo así nació su vocación para el canto. Se trató de celebrar algo y con su padre, ya en el ambiente grato de una cervecería, se le ocurrió cantar canciones de Pepe Blanco, un cantor muy popular de la época y dio la casualidad que un representante artístico allí presente lo oyó y quedó impresionado por su voz. Tenía apenas 16 años y aquel señor le recomendó a su padre que lo hiciera examinar para hacerlo cantante profesional. Tenía que ser aprobado por un jurado especial y esta era norma impuesta por el régimen de Franco. Meses después lo hizo, se presentó en un teatro de Madrid y el Jurado Examinador le dio el visto bueno en medio de aplausos y le expidieron el carné de artista, con el que podía dedicarse al canto y vivir de su arte.

Un descanso en la faena.
En efecto. No le faltó el trabajo. Cantó en los locales nocturnos mas exclusivos de Madrid como Villa Romana, Moroco, Villarosa, Montotoria y fue donde conoció a celebridades de esos tiempos como Ava Gardner e Yvonne de Carlo, por citar dos de las grandes estrellas cinematográficas. Actuó en "Radio Madrid", "Intercontinental" de la misma ciudad, "Radio España", etc. Actuaría también en Barcelona y empezaría su etapa de grabar discos. Adquirió mucha popularidad e hizo galas por toda la península ibérica y hasta que al fin debutó en el extranjero, nada menos que en el Líbano, llamado en ese entonces la Suiza de Oriente Medio. Actuó al lado de Maurice Chevalier y, como es natural, adquiriendo fama y prestigio. 

"Pasodoble te Quiero".
Llegaría su inolvidable etapa con la orquesta "Capricho Español" y es así que empezó su gira por las Américas. Llevando el mensaje de la música hispana visitaron Cuba, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Chile, Uruguay y Brasil. Recalca aquí su hijo y sin que esto signifique halago fácil, que el país que más le impresionó y quiso fue el nuestro. Y no lo desmiento. Somos testigos de esos triunfos en sus presentaciones y que resultaban un espectáculo musical interpretando la "Capricho Español" el famoso intermedio de "La Leyenda del Beso", "El Baile de Luis Alonso" y las canciones tan recordadas en su voz: "Lisboa Antigua", "Abril en Portugal", "Pasodoble te quiero" y muchas mas. Eran llenos de público amante de la música española, muy de moda por esa década de 1950.

La gran Orquesta Capricho Español en pleno.
Finalmente ancló en Venezuela y después de disuelta la "Capricho Español" hizo presentaciones en diferentes salas de fiestas, grabó discos y no retornó a su España querida. Allí nació quien aporta esta historia, su hijo, a quien agradecemos tanta bondad. En Colombia vio la luz su hija y contaba como anécdota Fernando Caz, que fue engendrada en el Perú. Retornó a España en 1974 y trabajó en la Banca. Fue siempre un hombre muy hogareño, un gran padre y fiel esposo de Isabel González, la chica de Valladolid en Castilla la Vieja. No fue amante de la bohemia y se olvidó de aquello. Prefirió tertulias musicales con amigos íntimos y familia. Falleció en Madrid en Semana Santa de 2005, poco antes de Juan Pablo II. Muy mal de salud y casi delirando, repetía insistentemente que tenía que ir a cantar. Epílogo nostálgico y que nos conmueve sobremanera. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada