miércoles, 4 de noviembre de 2015

ALFONSO ROSILLO Y "EL TRÍO LOS TUMIS". ARTISTA PERUANO QUE ENALTECE A TUMBES.

Alfonso Rosillo Soto
Es momento de citar a un romántico por excelencia y que ha dedicado su vida al "bolero". Es Alfonso Rosillo Soto, que desde muy pequeño se dedicaba a escribir acrósticos para sus compañeros y versos que le salían de lo más profundo de su alma. Era el muchacho que siempre prefería la soledad del campo o sentarse a la orilla del mar y ver el horizonte hasta que llegara el crepúsculo. De allí, su temperamento romántico. Fue la época en la que aparecieron "Los Panchos" y sus discos y películas. Envolvieron a la juventud con "Rayito de Luna", "Sin ti" y su alegre "Me voy p'al pueblo", siendo Alfredo Gil y su famoso "requinto", el que creó en él una alocada emoción con sus brillantes introducciones musicales. En su linda tierra norteña, Tumbes, buscó de hacerse de una guitarra. 

Alfonso, Julio y Víctor: "Los Tumis"
Sabemos que un pueblo siempre tiene un contenido más romántico que una ciudad. Y admiraba a su paisano Paco Maceda de "Los Kipus", que demostraba su talento en cines, reuniones, etc. Lo observaba e iba aprendiendo los secretos de aquel instrumento de cuerdas. Fue muy amigo de sus hermanos y ello favoreció que lo observara y de manera insospechada, adquiría los conocimientos básicos de la guitarra. Debutó en reuniones familiares y como fue natural, en todas las veladas escolares. Formó un trío al que bautizaron "Del Pacífico" con Mario Medina, que luego tocaría al lado de Paco Maceda con "Los Tumpis". El otro integrante fue Carlos Apolo y que cantó tiempo después con "Los Caballeros del Perú" y presentándose en los teatros tumbecinos. 

Con J. Sánchez y A. Calderón
Cumplió los 17 años y fue tanta su constancia que aprendió casi todo el repertorio de "Los Panchos". Primeros intentos con diversos cantantes y emulando siempre al famoso trío. Así emprendió viaje a Lima y en un costalillo protegió a su vieja guitarrita. No sabía qué iba a hacer en la capital, pero su corazón le decía: Adelante. Ya en Lima, siguió escudriñando a la guitarra con Alfredo Gil metido en su cabeza. Un sueño tocar boleros como "Ya es muy tarde", "Caminemos" y "Sin un Amor" entre otros. Quizá este último bolero hizo que llegara el amor y así conoció a una chica que se llamaba Gina, a la que hizo dueña de sus primeros versos. Partió ella al más allá y entendió la soledad. Le fue entonces fácil componer boleros. 

"Los Tumis" en Estados Unidos
Había que ganarse el sustento y logró un trabajo de portapliegos en una entidad bancaria. Como buen provinciano, la cosa era subsistir y hasta la hizo de "canillita", el voceador de periódicos. Tenía una hermana que poseía una chacra y todos sus tiempos libres los pasaba en el campo, porque allí se sentía mas feliz. Y observando el cielo azul, se inspiraba en componer sus primeros boleros. Este soñador empedernido encontró en Lima otros amigos que dominaban sus guitarras y cantaban. Fue allí que se le ocurrió formar un trío y tomar como base el repertorio de "Los Panchos". Como ya había compuesto los propios, empezó a incluirlos en su repertorio y convertirse en compositor. Nada menos sirvió para sus inicios, vivir en el Rímac. 

En la 7ma. Avenida Nueva York
Tuvo experiencias en la Escuela de Comunicaciones, fue becado y viajó a Panamá para hacer un curso en el Fort Gulick con el ejército de USA. Allí se hizo amigo de Bienvenido Granda, Cuco Sánchez y otros. Se le metió ser artista y así formó, ya en Lima, "El Trío Dominó"con Germán Silva y Carlos Erroch, este último gran primera voz y que estudió con él en su Tumbes querido y lo encontró en Lima. Así le llegó el turno a "Los Enigmas" con solamente temas de su inspiración. La etapa con "Los Tumis" le hizo alternar en el Sheraton con Celia Cruz, "Los Chalchaleros" Cuco Sánchez y el famoso Armando Manzanero. Se podría decir que es su etapa internacional, porque actuaron en el extranjero y con notable suceso. 

Romance eterno en sus voces.
Julio César Sanmiguel fue la primera voz. Víctor Ajen, segunda voz y guitarra. Alfonso Rosillo Soto, primera guitarra y tercera voz. Sus compañeros ya no están y fueron la última conformación de "Los Tumis". Hubo integrantes mexicanos en sus presentaciones en la televisión de Estados Unidos. Ha realizado muchas grabaciones y es autor también de temas criollos que le grabaron Manuel Donayre, Edith Barr, María Obregón y Nedda Huambachano entre otros. Maritza Rueda, "La Tumbecina de Oro", le canta su marinera "Tumbes mi tierra querida". Ha sido una reseña nostálgica de "ALFONSO ROSILLO", el artista de Tumbes que triunfó en la capital y el extranjero con su trío "LOS TUMIS". Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada